Castillo de Villaricos (Torre de Cristal)

castillo villaricos


Se encuentra en la orilla izquierda de la desembocadura del río Almanzora. Su construcción responde al objetivo del rey Carlos III de defender las costas españolas y más concienzudamente las del Reino de Granada por los ataques de piratas así como el temor a Francia e Inglaterra por sus continuos enfrentamientos con España. Fue costeada por Joaquín de Luna y Zapata, noble del regimiento de caballería, a cambio de su ascenso a capitán. Fue José Crame el encargado en 1765 de diseñar las defensas de esta costa con un sistema de fuertes y torres de vigilancia, apoyado por una escuadra de galeras que vigilaban también el espacio marítimo.

 

La torre es de planta de herradura muy semejante a la de Macenas y la de Mesa de Roldán. La cara al mar tiene forma de talud que termina en ángulos en la fachada principal, tiene once metros de altura con una superficie inclinada y curva que mitiga en parte el impacto de los posibles proyectiles y está dividida en dos plantas y una terraza con dos baluartes cubiertos con torrecillas aspilleradas. Fuentes literarias antiguas atestiguan la ubicación de un cañón de hierro cuya carga de munición era de ”dos de a doce”.

 

El acceso a la torre era por una escalera de cuerda. Una vez dentro a la derecha había una pequeña estancia para el cabo y a la izquierda ocho escalones que bajan al cuartel de planta semicircular con techo abovedado. Desde este piso está el acceso a la terraza y bajo este se encontraba el almacén de artillería y munición (hoy en día es la entrada principal al Punto de Información Turístico) también con techo abovedado.

 

En sus inicios la dotación la constituían un cabo, tres torreros y uno o dos soldados de artillería. Cuando detectaban movimientos extraños en la costa daban aviso por medio de hogueras y fumarolas que se divisaban en los puestos más cercanos.

 

Con el tiempo, superados los posibles ataques costeros, fue abandonada y más tarde utilizada como puesto de la Guardia Civil hasta su total abandono. A principios de los 90 fue adquirida por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, siendo rehabilitada para utilizarla como punto de Información turística y sala de exposiciones.